Seleccionar página

Fundamentos básicos de la seguridad de datos

21/01/2021 | Ciberseguridad

La seguridad de la información se fundamenta en tres pilares básicos que tratan de preservar la confidencialidad, la integridad y la disponibilidad de los datos.

Los datos de la información son las unidades que nos aportan conocimiento; números, textos, imágenes… En el entorno empresarial, hablamos de datos de clientes, proveedores, empleados, facturación… datos que nos aportan valor como empresa. Por tanto, la seguridad de la información es realmente importante, porque necesitamos sacarle el máximo partido con el mínimo riesgo posible.

El valor que tienen los datos es vital para nuestra actividad diaria. Y ¿qué ocurriría si la información de tu empresa cae en manos ajenas? En primer lugar, perderían ese valor, nuestra intimidad sería vulnerada, la reputación en entredicho y a nivel de cumplimiento, nos podrían sancionar. Una fuga de datos pondría en riesgo nuestro negocio si es aprovechada por cibercriminales, nuestra competencia directa o por la cuantía de las posibles sanciones legales.

Los 3 pilares de la Seguridad

Veamos ahora los tres pilares en los que se fundamenta la seguridad de losdatos, para que seas consciente de la importancia que tienen en cualquier ámbito profesional.

1. La Confidencialidad

Gracias a la confidencialidad aseguramos que sólo los usuarios autorizados tengan acceso a la información. De esta forma, se limitan los recursos a usar por cada perfil dentro de una organización.

La confidencialidad se consigue gracias a tres aspectos fundamentales:

  • La autentificación del usuario gracias a credenciales privadas.
  • La asignación de permisos al usuario que le otorgan privilegios.
  • El cifrado de la información transmitida o almacenada, que impide que la información sea entendible por aquellos usuarios o sistemas no autorizados.

Recuerda que debes aplicar el principio de confidencialidad, no sólo a los datos sensibles de tu empresa, además tienes que amparar toda la información de la que seamos responsables, según la legislación vigente de la protección de datos con carácter personal.

2. La Integridad

En segundo lugar, la integridad consiste en que los datos no sean modificados o eliminados ya sea de forma voluntaria o involuntariamente. Para garantizarla, entre las acciones que debemos llevar a cabo podemos destacar, el disponer del control necesario sobre el tráfico en la red para estar alertas de intrusiones; la realización de auditorías de seguridad que registren la actividad; la implementación de sistemas de control de cambios, que detecten las modificaciones y un robusto sistema de copias de seguridad, que nos permita recuperar la información ante cualquier imprevisto.

3. La Disponibilidad

El tercer y último pilar es la disponibilidad. Nuestras medidas de seguridad tienen que permitir que los datos y sistemas estén siempre operativos. La información que es valiosa tiene que estar disponible para los usuarios que la necesiten, en el momento que la necesiten.

Para ello, se implementan balanceadores de carga de tráfico; Copias de seguridad para recuperaciones o Políticas de control SLA, entre otras muchas acciones.

En definitiva, poder detectar a tiempo y recuperar los datos de la información tras manipulaciones, sea cual sea su naturaleza, garantizando una completa disponibilidad, será todo un reto que debes superar si quieres mantener a salvo la integridad de tu trabajo.

¿Sabías que en DANTIA podemos auditar el nivel de seguridad de tu empresa?

Si quieres conocer el nivel de seguridad que tienes en tu negocio para conocer tus vulnerabilidades y aplicar las reglas básicas de protección de datos, puedes hablar con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Subscríbete a nuestra newsletter y recibirás las publicaciones por correo.

He leído y acepto la Protección de Datos. Consiento que DANTIA me envíe comunicaciones comerciales sobre sus servicios.

Pin It on Pinterest