Seleccionar página

Las redes sociales como fuente de información para ciberdelincuentes

15/07/2021 | Ciberseguridad

Las múltiples redes sociales que podemos usar hoy en día son servicios en línea que, a través de una página web o aplicaciones para dispositivos inteligentes, permiten a los usuarios hacer publicaciones de diferente tipo.

En estas publicaciones se comparten datos personales como ubicaciones, correo electrónicos, teléfono, imágenes, textos, enlaces a artículos, noticias, opiniones personales, comentarios… Una gran cantidad de información que supone una auténtica mina de oro para ingenieros sociales, ya que las propias redes sociales se comportan como sistemas que son capaces de correlacionar por sí solas información personal para descubrir comunicaciones entre millones de personas.

» Quizás te interese nuestro artículo: ¿En qué consiste la Ingeniería Social?

Desde el punto de vista técnico, una publicación en una red social arroja datos sobre el horario de nuestra actividad, cuando nos conectamos, el medio desde el que lo hacemos, el sistema operativo que usamos o desde dónde, entre otra mucha información.

Si tenemos en cuenta el factor social, dicha información permite analizar amistades, seguidores, quien sigue a quien, los contactos, así como los temas de interés en los diferentes medios.

En su conjunto, todos los datos que se extraen de los usuarios son usados por terceros tanto a nivel individual como por grupos sociales. Por ejemplo, las empresas de redes sociales, analizan toda esta información para obtener el uso que hacen sus usuarios para mostrar determinada publicidad en sus cuentas.

Hay multitud de usuarios que recelan a la hora de compartir información personal en sus cuentas sociales, mientras que hay muchos otros que no tienen reparos en hacerlo. Encontramos perfiles en los que la división entre la realidad analógica y la digital se difumina, pasando a exponer información personal donde la intimidad desaparece.

Hay que tener en cuenta que, aunque no se publique nada en la red social, hay información que compartimos que no podemos controlar, ya que la interactuación que hagamos en ella puede revelar nuestras tendencias en cualquier nivel. Tendencias que general un perfil asociable a un nombre propio, a una persona específica.

Por tanto, debemos tener cuidado con lo que publicamos y ser consciente de lo que compartimos, aunque sea de forma privada. Recuerda que nunca estará bajo nuestro control de forma exclusiva.

¿Tu empresa necesita formación en materia de Ciberseguridad?

En DANTIA podemos ayudarte a formar tu plantilla de trabajo para que estén alerta ante todas las amenazas que puedan poner en riesgo tu organización.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Subscríbete a nuestra newsletter y recibirás las publicaciones por correo.

He leído y acepto la Protección de Datos. Consiento que DANTIA me envíe comunicaciones comerciales sobre sus servicios.

Pin It on Pinterest